Dinámica Musical Integrativa

 

 
 

¿Para que sirve aprender a reirnos de nosotros mismos?

Demasiados condicinados vivimos a diario, como para censurar además la posibilidad de reirnos, si es posible a carcajadas, de nuestras propias películas. 

La risa natural y espontánea que deviene de una actividad creativa y experiencial, nos ayuda a reencontrarnos con nuestro espacio vital personal y único.  Nadie más que tú tiene en sus manos el poder de decidir si reir, con todos los beneficios naturales que reir contiene;  o dejar que todos los condicionamientos sociales, personales, familiares ya arraigados en nuestras creencias, te borren la capacidad de reir.

Algunos escritos que dan vuelta por internet dicen que los niños hasta los seis (6) años, ríen un promedio de unas 300 veces al día, mientras que los adultos considerados risueños, lo hacen unas 100 veces, y los que son catalogados con muy poco sentido, solamente ríen en 15 ocasiones.

Si esto es verdad me pregunto: ¿Qué nos ha pasado?. Pareciera que crecer y madurar tiene que ser representado por la seriedad y la solemnidad. Aunque también es cierto, que a medida que crecemos, vivimos y tenemos experiencias que duelen y eso poco a poco, nos quita la sonrisa. Pero si esto es así, una vez más, ¿quién tiene en sus manos la decisión de asumir ese dolor, para volver a recuperar su risa?... ¿quién?

Para reir y hacer reir a los demás, tienes que recuperar tu propia capacidad de reirte de tí mismo.  Y eso mismo, trabajamos en la formación del DMI.

El Dinamizador Musical Integrativo, tendrá como principal finalidad explorar su propia risa, su propia capacidad de sentirse y ser ridículo, sin que eso le importe demasiado.  Sólo así, podrá contagiar a otros.

Descubre el DMI en Vídeos

Si eres alumn@ o ex-alum@ de nuestras formaciones, no dudes en solicitar tus descuentos para acceder a este entrenamiento.

¿Quiéres vivir la experiencia?

Comenzamos las clases en Enero 2017. Si deseas inscribirte y beneficiarte de algunas de nuestras promociones envíanos tus datos antes del 15 de Enero 2016 y contactaremos contigo.

“Reirme de mí misma, me sirve para no endurecerme tanto. Para no convertirme en una persona demasiado seria y adulta. Prefiero tener arrugas de tanto reime de mis propios delirios, que convertirme en una pasa, por vivir la vida con miedo a equivicarme o fracasar.

Reírme me conecta con la humildad.”

Cecilia Barrios