¿Por qué trabajamos con el cuerpo?

Todas las experiencias que tenemos en el día a día impactan directamente en nuestro cuerpo, porque es el recipiente que nos contiene y nos sostiene.

Tomar conciencia de nuestro cuerpo y de qué nos está diciendo, es una ventaja importante a la hora de cambiar ciertas costumbres o creencias del pasado, que con el correr de los años se han petrificado, produciendo malestar y en muchos casos se han convertido en una enfermedad.

El Método DMI, Dinámica Musical Integrativa, utiliza el cuerpo en todos sus encuentros ya que desde el movimiento, por minúsculo que sea, estamos comunicando algo, que en muchas ocasiones, ni siquiera reconocemos.

"Comprendernos desde el cuerpo nos abre puertas a otros mundos, a explorarnos y explorar a otros.”

El trabajo con el cuerpo nos conecta con el propio ritmo interno, que todos tenemos y que nos une con la vida, impulsándonos a la acción, al hacer y al ser.

En el proceso de aprendizaje del DMI, el futuro Dinamizador Musical Integrativo, trabajará primero con su propio cuerpo, conociendo sus virtudes y aceptando sus limitaciones. De este modo, podrá trasladar ese conocimiento, al servicio de la dinamización corporal de otros.

Descubre el DMI en Vídeos

Si eres alumn@ o ex-alumn@ de nuestras formaciones, no dudes en solicitar tus descuentos para acceder a este entrenamiento.

¿Quiéres vivir la experiencia?

Comenzamos las clases en Enero 2018. Si deseas inscribirte y beneficiarte de algunas de nuestras promociones envíanos tus datos ​y contactaremos contigo.

“Con ésta formación y metodología propia de trabajo, quiero ofrecer a todas las personas que aman la música, nuevas formas de aprendizaje tanto personal, como relacional. Quiero compartir nuevas y múltiples vías de aprendizaje.  Vías que me hubiese gustado encontrar en mi camino como alumna.”

Cecilia Barrios